Tranquilo, todo es una pesadilla.

Deja un comentario

¡Por fin! Termina la función.

Ha sido un infierno.

Los actores sobreactuában. La trama era burda y sin interés. Los diálogos ortopédicos revelaban una y otra vez su intención y el ingenioso mecanismo desatado en la elección del título.

Dos horas y tres cuartos de aguantarme las arcadas no ha sido nada; ahora es peor.

El director, los actores y demás responsables de tal abominación, son literalmente cubiertos de aplausos. El público emocionado se entrega en bravos y palmas.

Ahora es cuando vienen las preguntas:

¿Forma parte el público del reparto?, ¿estarán en el ajo?.

…y ¿yo?. ¿No estaría mejor durmiendo?

Concluyo: Este espectáculo surreal, que sólo yo parezco contemplar sentado en mi butaca, deseando despertar sobresaltado por mis propios ronquidos, tiene que terminar cuanto antes. De ser posible, ya.

La Memoria del Eco

1 comentario

Cita extraída de la conferencia de Hollander “Del Mito al Cisma. Reconstrucción paradigmática sobre erratas y variaciones reinterpretativas en la transcripción y  traducción de textos sagrados. John Hollander (University of California Press, Berkeley, 1981)

San Juan, capítulo 1, versículo 1: “En el principio estaba la Palabra, y la Palabra estaba con Dios, y la Patata era Dios.”

Vida de una Cabra

Deja un comentario

La cabra Tomasa tenía un extraordinario sentido del ritmo. Aprendió, casi sin querer, a bailar claqué viendo una película de Gene Kelly. Vivía con una familia de gitanos que la trataban como a uno más. La empleaban en un espectáculo de poca monta, pero cuando se dieron cuenta de su talento, sustituyeron la escalera por una tarima sobre la que Tomasa brillaba con luz propia. Los shows comenzaron a ser más importantes; Barcelona, París, Roma, Londres, Nueva York…, todo el mundo quería ver bailar a la cabra.

Cinco películas en un año, fiestas, reportajes, portadas, entrevistas, anuncios de queso…

…Tomasa estaba en la cima.

El Tapicero

Deja un comentario

¡Ha llegado… el Tapicero!

Atención:

Ha llegado a la puerta de su casa… el Tapicero.

Se tapizan sillas, sillones, butacas, mecedoras, descalzadoras, suegr@s, cuñad@s, amig@s pesad@s, niñ@s hiperactiv@s y cualquier clase de mueble en mal estado.

Recogemos y entregamos en la puerta de sus domicilios y todo a precios de fábrica.

No deje escapar la oportunidad; ha llegado… el Tapicero…

Vacío

3 comentarios

Ya no quedaba nada. Nada. Ese olor, esa suavidad,…nada. Me empeñé en ver el frasco medio lleno, pero no, estaba vacío. Pasé por varios estados: rabia, frustración, culpabilidad,…busqué en otros lugares. Finalmente decidí que tenía que hacer algo.

– Buenos días.

– Buenos días. Por favor, un bote de Pantêne, del grande.

(Nota: Inspiración hallada esta misma mañana al entrar en la ducha. Llamémosle realismo puñetero )

Amor 2.0

1 comentario

Él intentó recuperar el amor. Reiniciarlo. Al principio tan sólo eran discusiones absurdas, como quién vaciaba la papelera, o dónde estaba este o aquel documento… Pero con el paso del tiempo todo se volvió insostenible. Frío. Hasta que una noche de Febrero llegó a su fin. Aquella en la que se fue la luz en todo el barrio. En fin, nadie dijo que tener una relación con un sistema operativo fuera fácil.

Obsoleta

Deja un comentario

La encontró tirada en el suelo rodeada de centímetros y centímetros de cinta marrón. ¡Habían compartido tantos momentos juntos!: en el salón de casa, en el coche… Sin demorarse, se lanzó, rápidamente, a por un BIC y … minutos más tarde, disfrutaba, de nuevo, con las canciones de Supertramp.